sábado, 29 de enero de 2011

Una técnica aplicada en los pacientes con ictus podría ser útil para controlar las adicciones

Una técnica empleada en los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular o una lesión cerebral grave muestra beneficios en el tratamiento de las adicciones porque ayuda a controlar las conductas impulsivas, según un estudio publicado en Biological Psychiatry. Mediante esta técnica, los toxicómanos ejercitan su cerebro de forma que les produce beneficio sobre los circuitos cognitivos subyacentes implicados en la conducta impulsiva. En general, las personas que son vulnerables al consumo de drogas lo son porque no pueden controlar la impulsividad de su consumo y porque prefieren el placer inmediato a las recompensas que puedan obtener en el futuro.
En estos casos, la educación y la concienciación sobre los efectos negativos del consumo de estas sustancias no sirven porque se "olvida" al momento. Con esta investigación los científicos proponen una alternativa para el tratamiento de las adicciones. Los castigos legales o los perjuicios sobre la salud asociados al consumo de drogas pueden ser olvidados en el momento en que ellos tienen que elegir entre consumir o no consumir. Su cerebro está cegado por el placer que van a obtener. El entrenamiento cognitivo puede ser una herramienta para abordar las adicciones, asegura el editor de Biological Psychiatry, John Krystal, quien reconoce que todavía se necesita más investigación para utilizar esta técnica como tratamiento de las adicciones.

No hay comentarios: