lunes, 31 de enero de 2011

EL HOSPITAL CARLOS HAYA ACOGE ESTA SEMANA EL CURSO DE CIRUGÍA HEPATO-BILIO-PANCREÁTICA DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE CIRUJANOS

En el tratamiento quirúrgico de la patología del hígado, las vías biliares y el páncreas, la experiencia y la habilidad del cirujano son tan importantes como la necesidad de disponer de tecnología avanzada. En la actualidad, la cirugía hepato-bilio-pancreática – intervención que engloba estos tres órganos- se limita, fundamentalmente, a centros referencia, “pero el objetivo es que todos los residentes de hospitales españoles terminen su especialización con unos conocimientos teórico-prácticos mínimos de sus indicaciones quirúrgicas y el tratamiento multidisciplinar”, explica el doctor Joan Figueras, coordinador de la Sección de H.P.B y director del III Curso de Cirugía Hepato-Bilio-Pancreática para residentes de 4º y 5º año de la especialidad que acoge esta semana el Hospital Carlos Haya de Málaga.

La iniciativa parte de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), a través de su Sección de Cirugía Hepato-Bilio-Pancreática, en coordinación con los Servicios de Cirugía de 14 hospitales: el Clínic y el Bellvitge de Barcelona, el Josep Trueta de Gerona, la Fe de Valencia, el Virgen del Rocío de Sevilla, el Universitario de Salamanca, el Carlos Haya de Málaga, el Clínico de Santiago, el Cruces de Bilbao, el Virgen de la Arrixaca de Murcia, el Princesa Sofía de Córdoba, la Clínica Universitaria de Navarra y el Ramón y Cajal y San Carlos de Madrid.

Esta semana se celebran los tres últimos cursos de los catorce que engloba este programa formativo y que desde el mes de enero se vienen desarrollando en los distintos centros. Así, durante cinco días y en grupos reducidos de 5 a 6 personas, los asistentes hacen un repaso de las patologías quirúrgicas hepato-bilio-pancreáticas más frecuentes, pero también de enorme complejidad, como son la metástasis hepática de cáncer colorrectal, cirugía de páncreas por cáncer o pancreatitis crónica y aguda.

A fin de profundizar en los aspectos de diagnóstico, estudio, estadificación y alternativas terapéuticas, el Plan formativo del Curso consta, por un lado, de clases teóricas y, por otro, de la discusión de casos clínicos de forma previa a las sesiones prácticas quirúrgicas a las que también toman parte. Asimismo, señala el doctor Figueras, “como parte del trabajo multidisciplinar, los residentes visitan la Unidad de Radiología Digestiva para ver cómo se realizan e interpretan las diferentes pruebas de diagnóstico y exploración”.

No hay comentarios: