lunes, 10 de enero de 2011

Ante el elevado tabaquismo en los enfermos mentaleses necesario ofrecer a estos pacientes tratamientos de desintoxicación y deshabituación al tabaco

La nueva Ley Antitabaco que ha entrado en vigor el día 2 de enero de 2011 recoge la prohibición de fumar en todos los locales de uso público cerrados, a excepción de centros penitenciarios, centros psiquiátricos y centros de mayores o de personas con discapacidad, siempre que existan zonas habilitadas al efecto.
En este sentido, la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental (FEPSM) apoyan esta nueva normativa por ser una ley de alto valor poblacional y, por posicionar a nuestro país en el mismo nivel que el resto de los países europeos.
Asimismo, felicitan a las autoridades sanitarias por haber tenido el valor de apoyarse en las sociedades profesionales para sacar el decreto adelante.
No obstante, señalan la necesidad de implantar medidas específicas que ofrezcan a los enfermos mentales graves tratamientos de desintoxicación y deshabituación al tabaco.
Según el Dr. Julio Bobes, presidente de la SEPB, "los enfermos mentales presentan especiales dificultades para dejar de fumar y hasta ahora los resultados obtenidos en los tratamientos disponibles son discretos".
En este sentido, el Dr. Jerónimo Saiz, presidente de la SEP, añade que "el tema del tabaquismo en enfermos mentales ha recibido relativamente poca atención por parte de los profesionales. Tendríamos que considerar que los enfermos mentales deberían recibir más apoyo en la prevención, control y tratamiento del tabaquismo".
"Los especialistas en Psiquiatría deberán promover más ampliamente la motivación al cambio y, por lo tanto, las desintoxicaciones-deshabituaciones de la nicotina, con el apoyo de los costes por parte del Sistema Nacional de Salud, ya que la mayoría de los enfermos mentales graves no disponen de medios económicos para financiarse los tratamientos", añade el Dr. Julio Vallejo, presidente de la FEPSM.

-Prevalencia y adicción del tabaquismo en los enfermos mentales
Según el Dr. Jerónimo Saiz, "la prevalencia de tabaquismo en los enfermos mentales es de 2 a 3 veces mayor que en la población general".
"La enfermedad cardiorrespiratoria es la primera causa de muerte en los pacientes con enfermedades mentales", añade el Dr. Bobes. Diversas situaciones y factores de riesgo están implicados en la mayor morbi-mortalidad que presentan los enfermos mentales, comparados con la población general, y uno de los más importantes es la alta prevalencia de tabaquismo que se mantiene inalterable en esta población. Asimismo, existe una relación directamente proporcional entre la intensidad y la gravedad de la clínica psiquiátrica y la gravedad del tabaquismo. "Los enfermos mentales aumentan su consumo de tabaco en los episodios sintomáticos y mucho más en los ingresos en unidades psiquiátricas, donde algunos pacientes no fumadores se inician en el consumo", explica el Dr. Bobes.
En opinión del presidente de la SEP, "la adicción está especialmente arraigada en los fumadores con enfermedades mentales. La dependencia de nicotina es el trastorno por uso de sustancias más prevalentes en los pacientes con patología mental. Fumar afecta negativamente a la calidad de vida de estos pacientes".
En este sentido, el presidente de la FEPSM, explica que "los enfermos mentales fuman más cigarrillos al día, inhalan más profundamente, tienen valores más altos de monóxido de carbono en aire espirado y metabolitos de nicotina en sangre y presentan una dependencia más intensa".
"La adicción a la nicotina es muy intensa, hasta el punto que se necesite no solo tratamiento motivacional sino tratamiento multimodal, en el que se combinen tanto el abordaje psicológico como el soporte psicofármacológico (nicotina en forma de parches, comprimidos, inhaladores, etc) . De modo que en el caso de los pacientes diagnosticados de trastorno mental, se recomienda que sean los psiquiatras quienes tomen a cargo este tipo de tratamientos con el objeto de facilitar la deshabituación de los pacientes", concluye el Dr. Bobes.

No hay comentarios: